Han pasado casi dos semanas y las guías telefónicas siguen ahí